Innovación e intraemprendimiento en empresas ya establecidas

En el Máster seguimos tratando con especial importancia la innovación y la reinvención constante de las empresas.

Alberto Díaz Freire, Responsable de Transformación y soluciones sectoriales de Euskatel, fue nuestro primer invitado. Alberto cuenta con un profundo conocimiento de los problemas implicados en la transformación digital. Nos hizo reflexionar planteándonos la posible mejora de la gestión empresarial a través de la implantación de trabajadores virtuales. Para así, fomentar la automatización robótica de procesos (Robotic Process Automation, RPA). Para Alberto, acercar la tecnología a las empresas es fundamental para que éstas puedan disponer de unos servicios de valor. Y así, ayudarlas a desarrollar su negocio y adaptarse a las nuevas necesidades.

La sesión del sábado.

La sesión del sábado se comentó y debatió con los estudiantes el marco conceptual del motor de innovación de la empresa. Para así ponerlo en relación con las experiencias y cuestiones planteadas por nuestros tres invitados: Yago Campos (Estrella Galicia), Pablo Mateo (Abanca Innova) y Alberto Díaz (R).

Contamos con Andrés Faíña y Antonio García Lorenzo, del equipo de la Cátedra Jean Monnet de Economía Industrial Europea. Expusieron el artículo “Build an Innovation Engine in 90 Days” (HBR, diciembre 2014) y encauzaron la discusión con los estudiantes.

De una u otra manera, casi todas las empresas tratan de llevar ideas innovadoras al mercado. Pero con frecuencia lo hacen de manera esporádica y fragmentada. No desarrollan una función de innovación consistente con su posicionamiento, sus objetivos de mercado y sus capacidades de gestión.

El marco de referencia.

El marco de referencia se trata de organizar la función de innovación sin necesidad de grandes inversiones. Para así, desarrollar nuevas capacidades en la empresa, contratar nuevos especialistas o transformar radicalmente los sistemas de gestión. Tales inversiones y cambios son imposibles de abordar para la mayor parte de las empresas. Y de nada sirve contar una y otra vez las excelencias de una auténtica “factoría de innovación” al modo de Procter&Gamble.

La solución propuesta es sencilla y genial, cuando se parte de nada o de muy poco, la idea es crear un Sistema Mínimo Viable de Innovación (SMVI), un motor de innovación asequible a la gran mayoría de las empresas. Se basa en seleccionar un responsable de innovación y darle el apoyo de la dirección y un equipo de dos o tres personas. La misión de este equipo reducido es impulsar y canalizar el potencial de innovación de las áreas relevantes de la empresa, seleccionar un número reducido de oportunidades estratégicas de innovación -en la actividad central de la empresa o en productos y mercados afines a la misma- y gestionar los proyectos con equipos relativamente autónomos donde se implican y participan directamente las áreas relacionadas con los mismos y con su implantación en la empresa (producción, calidad, marketing, ventas y aquellas que fueran necesarias).

Contáctanos

¿Tienes alguna duda? Puedes preguntarnos por correo electrónico. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies